SECCIÓN ENTREVISTAS: MARÍA JOSÉ DUARTE URETA, PASIÓN POR LA CERVEZA

Conociendo a:

María José Duarte Ureta

Pasión por la cerveza

P1050349

Bellavista 0360, comuna de Providencia, Santiago de Chile. Hemos llegado al estiloso y cálido Loom Brewpub, donde debemos encontrarnos con la protagonista de esta sección. En el bar está todo dispuesto para el desarrollo de una exclusiva cata de cervezas extranjeras cuyos guías, jueces BJCP (Beer Judge Certification Program), amenizan y comparten las piezas de la sesión proyectada. Allí presente, en la mesa de cata, destaca una mujer, única jueza presente. Nuestra entrevistada.

Entre las copas dispuestas, ambiente coloquial y los saludos de los jueces, se inicia la degustación. Transcurren las horas de análisis y comentarios. Llenado de fichas de tabulación. Opiniones. En un segmento de descanso, comenzamos nuestra conversación.

María José Duarte Ureta, comúnmente conocida como “Pepa” dentro del círculo cervecero criollo, es una mujer directa, alegre, activa, con personalidad fuerte, de palabra sencilla, amiga de sus amigos y de la palabra empeñada. Madre, periodista, ejecutiva de ventas de Cervecería Principal, sumiller de cervezas, jueza internacional BJCP, asistente de catas en el pasado evento Copa Cervezas de América Chile 2015, profesora titular en Instituto Cervezas de América GCA y una personalidad frecuente en el quehacer cervecero chileno.

Antes del receso, la divisamos atenta durante el desarrollo de la cata, no escapándosele ningún detalle. Advertimos que está en su mundo. Fluye con natural femineidad y osadía en un universo particularmente masculino. Un mundo que es ajeno a muchas mujeres y que nuestra entrevistada conoce bastante bien.

María José remolina la cerveza en su copa, dejándola descansar. Instante de pausa propicio para el diálogo.

P1030246

Comencé en el mundo cervecero como promotora de Carlsberg, marca danesa traída a Chile por una importadora de cervezas extranjeras cuando estudiaba la carrera de Periodismo en la Universidad Santo Tomás. Posteriormente comencé a trabajar en Flannery’s Irish Geo Pub y al poco tiempo me ascendieron a jefa de garzonas del mismo restaurante y de ahí pasé a especializarme más como bartender. Fue en ese momento que, de a poco, comenzó mi pasión por la cerveza. Avanza el tiempo, llegué al área administrativa del local comercial. Todo esto transcurrió entre los años 2004 y 2010. Debo mencionar que en este camino recorrido hubo dos personas claves para mí: Martin Flannery y Christoph Flaskamp. Ellos me dieron las oportunidades, la confianza y el soporte para avanzar en esto, constituyen los cimientos de lo que he estado construyendo”. Pero el salto a la verdad para ella fue el año 2014. “Estaba en un momento clave en mi vida, había que tomar una decisión. La pregunta era ¿Qué quería hacer en mi vida? Dos alternativas: continuaba el camino del yoga o bien me dedicaba al mundo de la cerveza. En aquel momento eran mis opciones. Y en ese instante fue que recibí una invitación de Cervecería Loom -tiempo que se encontraba en la comuna de Macul, Santiago- para realizar un curso de cervezas estilo lámbico impartido por Boutique de Cervezas… Y el Universo me dio la respuesta que esperaba. Me dediqué a la cerveza. Posteriormente, decidí tomar el curso de Beer Judge Certification Program (BJCP), contando con el apoyo de mis jefes, particularmente Martin Flannery, quien generosamente me auspició. Fue un arduo trabajo, ya que el curso no es fácil. Finalmente aprobé. A los meses siguientes de cursada la certificación estadounidense, realicé el programa/curso de sommelier de cervezas en Buenos Aires, Argentina a cargo del conocido Martín Boan”.

María José tiene a su haber –a la fecha de esta conversación/entrevista- cuatro participaciones en Copas cerveceras a nivel nacional.

Hacemos un alto en nuestro coloquio. Debe retornar a la cata, pero antes reflexiona: “En este camino lo que más me ha costado ha y he sido yo misma. Tenía prejuicios, pensé que por ser mujer me discriminarían. A veces las mujeres nos imponemos límites de antemano y en un mundo tan masculino nosotras mismas nos entrabamos. En el curso de BJCP me sentí el eslabón más bajo, sentí mi falta de conocimientos. Había en el curso enólogos, agrónomos, maestros cerveceros y compañeros avezados en la cerveza, pero ellos fueron solidarios y lo aprobé tal como ellos en igualdad de condiciones. Me costó sentir el reconocimiento de mis pares. No entendía que ellos me aceptaban tal cual y fue así desde el día uno. Ahí entendí la solidaridad de la cerveza”.

Actualmente es ejecutiva de ventas de la empresa Cervecería Principal. Tiene a su cargo la línea de ventas a gran escala, capacitación y catas de servicios, lo que le permite estar en contacto permanente con restaurantes y afines. Esta situación otorga a nuestra entrevistada una visión sensata sobre el contexto cervecero nacional. “Hay mucho que hacer en cuanto a la educación. Hay que educar al público que frecuenta los bares y al personal que atiende en los mismos y restaurantes, que sepan recomendar cómo maridar las cervezas y, por ejemplo, indicar cuál es mejor para un día de calor. Actualmente existen cerca de 300 cerveceros artesanales certificados, pero todavía estamos en pañales, tenemos mucho que aprender, mucho por hacer. Podemos producir cebada, lúpulos, tenemos recursos naturales, las ganas, pero falta educar al público y a los dueños de bares y restaurantes, ya que muchos sólo ofrecen cervezas industriales y no permiten abrir las puertas a las cervezas artesanales. Y cuesta bastante. Existe una competencia desleal para con los cerveceros artesanales. Ellos no pueden competir con las altas sumas que ofrecen, por ejemplo, grandes compañías industriales chilenas para mantenerse en el mercado. Los cerveceros artesanales le están quitando público a la cervecerías industriales. La gente que comienza a consumir cerveza artesanal ya no vuelve a la industrial y por otra parte le estamos pisando los talones al mundo del vino”.

Última copa de degustación en la cata. Los jueces están concentrados en cada sorbo de cerveza que beben. El trabajo es arduo. Sabor, aroma, apariencia. Todos y cada uno de los sentidos se ponen a prueba en cada gota de birra. Minutos finales de análisis sensorial y comentarios. Pausa. Ha terminado el quehacer de la cata permitiendo la distensión y la reanudación de nuestra animosa conversación.

P1050369 (copia)

Como mujer mi interés particular son los espacios de nosotras en el rubro cervecero. Existen muchas que beben cerveza pero no saben que son en sí y muchas que aún no han encontrado su cerveza y no hay espacios para juntarse a discutir”. María José sonríe. “A todo esto quisiera desmentir el mito que las mujeres preferimos las cervezas dulces. Habemos quienes preferimos una buena India Pale Ale (IPA), cerveza amarga y lupulada. Esa es mi sensación. Es necesario que se genere este espacio. Nosotras las mujeres tenemos una percepción más aguda, podemos ver cincuenta colores diferentes donde un hombre ve cuatro. Percibimos mejores lo aromas, sabores, sentimos más, creemos que podemos ser más eficientes en esa área. Se me ocurrió reunir a un grupo de mujeres que tuvieran intereses cerveceros en una agrupación. En relación a ello, una de las razones fue que las mujeres no estén un paso atrás en el mundo cervecero. La idea es un espacio de igualdad. Por motivos laborales y personales el proyecto se encuentra detenido, espero concretarlo, continuar en ello es mi proyecto y desafío personal. Me gustaría aportar a las mujeres que quieran aprender más de cervezas y decir que comiencen a probar cervezas de diversos estilos, que degusten, pregunten, busquen recomendaciones al momento de pedir una cerveza artesanal. La cerveza es un abanico multicolor y de múltiples sabores y, particularmente para aquellas que se animan a tomar el curso de juez con certificación, les puedo decir que hay que poner toda la cabeza en ello, instruirse. La prueba no es fácil, hay que probar cervezas, experimentar el sabor de ellas, conocer a personas que viven o trabajan con el mosto hasta los codos. Aprender de ellas”.

Sin duda alguna, en los próximos días María José comienza uno de sus proyectos más esperados: será profesora de Cata, Servicios y Cristalería en el recientemente creado Instituto Cervezas de América, perteneciente al Grupo Cervezas de América. “Lo mío es educar, enseñar. Falta educación cervecera, es necesario para que la industria cervecera artesanal chilena crezca. Hay mucho que avanzar. Quiero enseñar en Chile, quiero educar al público sobre las cervezas. Deseo que aumente la calidad en la producción de las empresas cerveceras”. Así surge una reflexión que nos permite comprender el camino recorrido por María José y que se entrecruzó con la pasión cervecera, “No sabía que quería hacer en mi vida. Estudié Periodismo, me fue bien, me recibí, pero al momento en que entré a una cervecería a hacer cerveza decidí esto es lo que yo quiero, lo que me acomoda. He conocido gente valiosa, particularmente con el curso BJCP. He ganado conocimientos, seguridad, mi vida ha tomado un rumbo. Me siento realizada, soy feliz y sé qué quiero hacer en mi futuro”.

Recomendaciones de nuestra entrevistada para el buen beber: “En cervezas recomendaría Idiot IPA de Coronado Brewing Company – USA, Animal IPA de Cervecería Spoh – Chile y Pliny The Elder de Russian River Brewing Company – USA. Y restaurantes en Santiago de Chile, me quedo con Loom BrewPub, Mossto Brewfood, El Camino Texas Style Barbeque y Flannery’s Irish Geo Pub”.

P1050524

DE COPA EN COPA junto a nuestra entrevistada María José Duarte

NÁ ZDRAVÍ!!

Texto/Edición: Bárbara Alarcón Cortez /Andrés González Cuadra

Fotografías: Bárbara Alarcón Cortez

Copyright 2015 by DE COPA EN COPA. Todos los derechos reservados.

 

Anuncios